Hasta que exhale mi último aliento

Hasta que exhale mi último aliento

Odio la lluvia. Odio mirar al cielo y que el sol no me dé en la cara impidiéndome abrir los ojos. Los días de lluvia son  días grises, tristes, melancólicos. Siempre que el cielo llora también lo hago yo. Hasta que te conocí a ti. Era una mañana lluviosa del mes de enero. Como siempre, yo llevaba una pila de libros en la mano y caminaba a un ritmo frenético porque, también como siempre, llegaba tarde. Tú te chocaste conmigo, o yo contigo, lo cierto es que no lo recuerdo. Pero, sin  duda, jamás podré olvidar aquella mirada limpia y cristalina que me hipnotizó por primera vez. El corazón me latía desenfrenadamente y mis mejillas ardían. Tus ojos azules se quedaron grabados a fuego en mi retina y juro no olvidarlos hasta que exhale mi último aliento.

Anuncios

2 pensamientos en “Hasta que exhale mi último aliento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s